29,91€
58 Nuevo Desde 25,89€
Amazon.es
Envío gratuito
35,38€
10 Nuevo Desde 29,29€
1 Usado Desde 24,26€
Amazon.es
27,99€
30,00
3 Nuevo Desde 27,99€
Amazon.es
Envío gratuito
36,90€
39,95
6 Nuevo Desde 36,70€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: Julio 31, 2018 4:11 pm
Puntúanos: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

¿Sabes qué son las bicicletas sin pedales? ¿de dónde vienen? ¿por cuántos nombres se le conoce? ¿por qué es tan popular para los niños? Mejor aún ¿sabes qué beneficios puede aportar a parte de una diversión asegurada? ¿no? ¡Presta atención!

¿Por cuántos nombres se le conoce a las Bicicletas sin pedales?

Por muchos, pero hay cuatro nombres que son muy habituales tanto en Europa como en América y son: bicicletas sin pedales, de equilibrio, despedalada o de entrenamiento.

¿Qué son las bicicletas sin pedales?

Como su nombre lo indica, las bicicletas sin pedales son eso: vehículos que no tienen pedales y  por tanto, tampoco juego de los llamados estabilizadores o ruedines.

¿Para qué se usa?

Las bicicletas sin pedales no sólo se emplean para que tus hijos pasen horas y horas de diversión, sino para que ellos aprendan a mantener un equilibrio desde su más temprana edad, lo que termina por mejorar su seguridad y equilibrio al caminar.

De hecho, suele convertirse en un error muy común de los padres añadir un juego de estabilizadores a estas bicicletas sin pedales al ver que su hijo presenta algunas dificultades al montarla.

¿Por qué? Sencillo, así se impide que el niño experimente la sensación de desequilibrio de las bicicletas sin pedales, que le exigirá encontrar un punto de equilibrio, enseñándole así a estabilizarse sobre su eje.

¿Por qué es mejor comprarles a tus hijos primero bicicletas sin pedales?

Porque, a diferencia de las bicicletas comunes donde primero se aprende a pedalear y por último se adquiere el equilibrio para poder ir en ella, con las bicicletas sin pedales desde la más temprana edad los niños comienzan a aprender el equilibrio y después a pedalear.

De hecho, la diferencia que causa este sencillo juguete es extraordinaria, pues vemos a muy pocos niños en una edad previa a los cinco años lograr andar en triciclos o en bicicletas sin estabilizadores y, aún teniéndolos, observamos cómo de igual forma buscan impulsarse con los pies.

Con las bicicletas sin pedales esto se elimina por completo gracias a un aprendizaje autónomo en el que el niño no percibe que está aprendiendo: sólo que está jugando. Pero, te preguntarás ¿quién la creó? Sigue leyendo.

¿Cómo se diseñaron estás bicicletas sin pedales?

La creación de las bicicletas sin pedales ocurre en Alemania en el 1817, pero cuando por fin se crea un modelo para niños es afínales del siglo XX, por otro alemán llamado Rolf Mertens en 1997.

Se le corrió armar unas bicicletas sin pedales para su primogénito, pues a su hijo le costaba mucho mantener el equilibrio sobre una bicicleta de dos ruedas. Poco tiempo después, las bicicletas sin pedales se volvieron tan populares que este hombre y su hermano fundaron una empresa llamada Kokua y comenzaron a vender su invento. Increíble ¿no?

¿Qué beneficios aportan a los niños las bicicletas sin pedales?

En esencia tres:

El primero, es que al usar bicicletas sin pedales se obliga a los niños, sin que ellos se den cuenta, a ejercitar la musculatura de forma activa, lo que se traduce en un aumento de la fortaleza física.

Además, este primer beneficio garantiza niños menos estresados según diversos estudios y, lo más importante, previene enfermedades infantiles que tengan relación con la diabetes y la obesidad.

El segundo beneficio es que crea un hábito de recreación y deporte en tus niños, ya que las bicicletas sin pedales implican una actividad física al aire libre, lo que además anexa un beneficio de interacción social a tu hijo, ya que interactuará con otros niños mientras que juega.

Por último, inculca el hábito de la conducción, ya que los niños creen que están conduciendo grandes y poderosos vehículos, por lo que van aprendiendo de forma autónoma diversas normas de conducción: como estar atentos para no chocar, seguir un carril al conducir, estacionar la bicicleta y no dejarla en el medio de la nada, etc.

Y, quizás lo más importante: aprenden sobre lo esencial que es cuidar el medio ambiente, ya que estas bicicletas sin pedales son 100% ecológicas, ya que no producen gases tóxicos ni ninguna sustancia como los coches de gasolina para niños ni las motos.

Así que no sólo es un juguete económico, eficaz y de aprendizaje ¡sino que cuida el ambiente!

Modelos de bicicletas sin Pedales

¡Hay muchas tiendas de juguetes donde comprarlas! O diversas páginas webs donde podrás pasar el día viendo catálogos, nosotros te mostraremos una lista con 4 bicicletas sin pedales para que tú te hagas una idea ¡y escojas la que mejor se adapte a tu hijo!

S’cool Pedex Easy 12

Estas son bicicletas sin pedales de color negro y gris hechas de aluminio y acero y son recomendadas para niños mayores de dos años. Tiene llantas de plástico y una pata de cabra que permitirá que el niño pueda estacionar el vehículo sin que éste se caiga.

Pesa aproximadamente 4,300 gramos y el modelo de esta bicicleta es moderno y del 2018.

Cube Cubie 120 

Si tu niño es muy hiperactivo: esta es la solución perfecta. No sólo se parece muchísimo a una bicicleta convencional, sino que tiene toda una serie de detalles prácticos que te sorprenderán:

  • Un limitador de ángulo para los giros, que previene cambios bruscos de dirección, lo que evita que el niño sufra accidentes por dar un giro muy entusiasta en una dirección.
  • Un asa de transporte, diseñada para los padres, para que ellos puedan transportar el vehículo fácilmente.
  • Tiene ruedas con cámara, que no sólo aportarán comodidad, sino que circulan con suavidad y perfección.
  • Es de color azul, aunque también hay otros colores.

Kazam Pro

Entra en la categoría de bicicletas sin pedales de aprendizaje y se recomienda su uso a partir de los tres años. Su material de construcción es el aluminio y sus neumáticos son de aire con llantas de metal. No incluye frenos.

El peso máximo que soporta son 26 kilos y esta bicicleta pesa por si sola 3,850 gramos. Además, tiene otras características como un manillar con altura totalmente ajustable hasta los 52 centímetros y neumáticos de doce pulgadas.

Chillafish Bmxie

Estas bicicletas sin pedales están inspiradas en el estilo BMX, es decir: tubos de gran tamaño, pero súper livianos, un diseño de asiento ajustable sin ningún tipo de herramientas y hasta un reposapiés que puede ser removido.

Incluye incluso una especie de matrícula frontal que puede llenarse con diversas pegatinas. Además, sus neumáticos son únicos: ya que su núcleo es de espuma, así que es imposible que se perforen.

Viene en diferentes colores como el rojo, el amarillo y el verde y está recomendada para niños mayores de 3 años.

¡Y hemos llegado al final! ¿sabías todas estas cosas sobre las bicicletas sin pedales? ¿qué más que un juguete son herramientas útiles de aprendizaje motriz para los niños? ¿te imaginabas todos los beneficios que podían aportar sin contar un rato único lleno de diversión y risas?

¿No? ¡entonces que bien! Ahora que ya lo sabes ¿qué esperas para motivar a tu hijo a que la use más seguido? Los resultados ¡serán asombrosos!